Search

Papá, con ahorro ¡cumple tus metas!

papaEnseña este hábito a tus hijos

El ahorro es un hábito que debe ponerse en práctica constantemente a lo largo de la vida, desafortunadamente este tema (como el de las finanzas personales en general), ha sido considerado por mucho tiempo como un asunto tabú en la sociedad1, lo que hoy resulta en que muchos adultos (incluidos varios padres de familia) no tengan el hábito de ahorrar, y por consecuencia, se les complique alcanzar alguna meta de corto, mediano o largo plazo.

De igual manera, hay adultos que están conscientes de lo importante que es ahorrar dinero, pero no acostumbran hacerlo o no le dan la importancia necesaria al tema2. Por otro lado, a pesar de que las condiciones sociales y económicas de cada papá sean distintas, de la mano del ahorro se pueden conseguir metas, lo importante es tener un plan y llevarlo a la práctica.

PLAN DE AHORRO

A) Define tus metas

Lo primero que debes tener claro es “¿Cuáles son tus metas?”. Te recomendamos anotarlas y ser lo más específico posible en la definición de las mismas, ya que esto te servirá para trazar un mejor plan de ahorro, revisa el siguiente ejemplo:

meta1

 

Recuerda que uno de los principales beneficios de ahorrar, es que nos permite llevar a cabo nuestros planes y adquirir bienes cuyo costo es elevado, por ejemplo un auto, o pagar estudios para actualizarse. Además nos ayudará en el caso de que se presente un imprevisto monetario con el que no contábamos. Incluso la mejor parte de todas es que en algunas ocasiones pagarás de contado, no te endeudarás ni desequilibrarás tus finanzas.

B) Clasifica tus metas

Es complicado que trates de alcanzar todas tus metas al mismo tiempo, lo ideal es que te enfoques primero en algunas. Una vez que tengas anotadas todas tus metas de manera específica, ordénalas de acuerdo a la relevancia que tengan para ti:

meta2

 

C) Conoce los recursos necesarios para alcanzar tus metas

En esta parte del plan debes revisar tu presupuesto, ya que de acuerdo con tus posibilidades económicas y las fechas en las que quieres alcanzar tus metas, deberá ser la cantidad de dinero que ahorres y la periodicidad con la que lo hagas. Por ejemplo:

meta3

 

D) Ahorra en instituciones autorizadas

La recomendación es que no ahorres debajo del colchón o en las famosas tandas, ya que tu dinero no está seguro y lo puedes perder. En vez de eso, utiliza el ahorro formal, es decir, guarda tu dinero en instituciones autorizadas. Para saber si una institución financiera está autorizada infórmate en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores www.cnbv.gob.mx, la Condusef www.condusef.gob.mx y el Fideicomiso del Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores www.focoop.com.mx.

Recuerda…

• La clave está en la constancia. Para que sea más fácil alcanzar tus metas, debes procurar ser disciplinado y mantenerte firme en tu objetivo. Toma en cuenta que el ahorro es un hábito de constancia que da frutos después de un tiempo, no de la noche a la mañana.

• También te sirve para cualquier emergencia. Además de servirte para alcanzar alguna meta que tengas, si te acostumbras a guardar una cantidad periódica de dinero, también estás creando un fondo de emergencias. Esto es de suma importancia, porque en caso de un imprevisto, podrías apoyarte en tus ahorros y no tendrías que verte en la necesidad de solicitar un préstamo.

1 “51% de personas mencionaron que nadie les enseñó a administrar el dinero.” Banco Mundial. Capacidades Financieras en México: encuesta nacional sobre comportamientos, actitudes y conocimientos financieros, 2013.

2 “La segunda barrera del ahorro formal en los adultos es la falta de interés.” INEGI y CNBV. Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, 2012.

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí