Evita el ahorro informal

ahorrosMantén tu dinero seguro

Puede ser aparentemente “fácil”, resultarte útil en ocasiones y hasta sacarte de apuros; pero cuidado, cualquier imprevisto o mal entendido puede ocasionar que pierdas tu dinero. Entrarle a las famosas “tandas”, pirámides, hasta guardar tus ahorros debajo del colchón, puede poner en riesgo tu economía y la de tu familia.

Leer más...

Opciones de ahorro

cerdoNo gastes todo tu dinero

¿Eres de los que guardan su dinero en casa?, ¿ahorras por medio de tandas? ¡No más! Adoptar el hábito del ahorro es un primer paso, pero guardar tus recursos en casa no es la mejor opción ya que implica un riesgo, por ejemplo, que alguien entre a tu casa y robe, ocurra algún desastre en casa y pierdas tu dinero o que la persona que organiza la tanda se quede con tus ahorros.

Leer más...

Papá, con ahorro ¡cumple tus metas!

papaEnseña este hábito a tus hijos

El ahorro es un hábito que debe ponerse en práctica constantemente a lo largo de la vida, desafortunadamente este tema (como el de las finanzas personales en general), ha sido considerado por mucho tiempo como un asunto tabú en la sociedad1, lo que hoy resulta en que muchos adultos (incluidos varios padres de familia) no tengan el hábito de ahorrar, y por consecuencia, se les complique alcanzar alguna meta de corto, mediano o largo plazo.

Leer más...

¡Comienza ahora!

tiempoAcciones para un mejor futuro financiero

Amenudo se piensa que hablar de dinero, ahorro y cultura financiera es cosa de adultos o de gente mayor. En México, el 30% de la población son jóvenes de entre 15 y 25 años de edad, quienes en su mayoría carecen de Educación Financiera y poco más de la mitad ni siquiera ha pensado en hacer un ahorro para su retiro.

Leer más...

¡Tus ahorros también te protegen!

ahorro1Aquí te decimos cómo…

Un beneficio muy importante de ahorrar dinero de manera habitual, es que te permite alcanzar alguna meta que tengas, ya sea de corto, mediano o largo plazo. Es decir, si guardas una cantidad periódica de dinero puedes comprarte ropa, algún aparato electrónico, irte de vacaciones, o hasta dar el enganche de un carro o un departamento. Las posibilidades son amplias, todo depende de tu constancia de ahorro.

Leer más...

Página 2 de 5