Search

Que tu negocio no corra riesgos

pildoraRegresa tranquilo a casa, tu patrimonio está protegido.

 

Es común que cuando aseguras tus pertenencias pienses en tu casa o en tu automóvil, olvidándote por completo de tu negocio. Éste también se encuentra expuesto todos los días a innumerables riesgos: robos, incendios, inundaciones, sismos, entre muchos otros, que podrían

acabar de la noche a la mañana con tu proyecto. Para proteger tu patrimonio están los seguros.

 

Se tiene la creencia que solamente las grandes empresas se pueden asegurar y que los costos de los seguros son elevados. En realidad casi todos los negocios pueden ser asegurados (tiendas de abarrotes, papelerías, restaurantes, carnicerías, farmacias, estéticas, ferreterías, etc.). El costo depende del tipo de negocio y las coberturas que contrates: no es lo mismo asegurar una florería que una joyería, en donde el costo de la mercancía es más alto y es más factible el robo.

Las aseguradoras ofrecen coberturas similares en seguros para negocios y diseñan sus propios paquetes, los cuales se pueden adecuar al tuyo. Las coberturas más comunes son:

Incendio, ampara muebles e inmuebles propios o tomados en arrendamiento por el asegurado, necesarios para el negocio.

Remoción de escombros, cubre gastos de desmontaje, demolición, limpieza o los que se tengan que llevar a cabo para que los bienes dañados queden en condiciones de reparación o de reconstrucción.

Maquinaria y equipo, en caso de siniestro te otorga la renta de equipos o similares a los dañados, con el fin de continuar con las operaciones normales de la empresa.

Fenómenos hidrometeorológicos, ampara los bienes contra pérdidas o daños materiales ocasionados por inundación por lluvia, huracán, granizo, entre otros, exceptuando los originados por terremoto o erupción volcánica (éstos se contratan de forma adicional).

Rotura de cristales y anuncios luminosos, cubre los daños materiales causados a cristales y anuncios luminosos que se encuentren instalados y fijos en el edificio.

Robo de bienes, puede cubrir: robo de mercancías, dinero y valores que se encuentren en el local asegurado, propiedad del cliente y/o empleados, incluyendo bienes de terceros bajo tu responsabilidad; robo con violencia y/o asalto de artículos; dinero y valores en poder de cobradores.

Asistencia empresarial, es una cobertura adicional en la que te ofrecen los servicios o te dan asesoría especializada en: cerrajería, plomería, personal de limpieza, asistencia legal y profesional, entre otros.

Interrupción de actividades, cobertura sobre la pérdida real que haya tenido un negocio por la interrupción de actividades derivada de un siniestro (incendio, terremoto, etcétera.) siempre y cuando el siniestro se encuentre amparado en la póliza.

Vehículos automotores, cubre los vehículos propiedad del asegurado o bajo su custodia, solamente dentro del predio descrito como ubicación del riesgo en la póliza.

Rotura de maquinaria o equipo electrónico, ya sea fijo, móvil y/o portátil, contra pérdida o daño material directo. En algunos casos cubre la renta de equipos o similares a los dañados.

Responsabilidad civil, cubre los daños ocasionados a terceros derivados de la actividad del negocio o por el uso de las instalaciones. Las coberturas se pueden ampliar dependiendo del giro de tu negocio por ejemplo: daños a los alumnos en escuelas y guarderías, daños a los socios o usuarios de un gimnasio al hacer uso de sus instalaciones, entre otros.

 

Existen otras coberturas que puedes adicionar a tu seguro, muchas de éstas son para empresas con giros muy específicos o en su caso más grandes, como las de hombre clave que cubren las pérdidas económicas que haya sufrido tu negocio por la ausencia de alguno de tus empleados indispensables. Esta cobertura no la necesitas si tienes una paletería o estética.

cocina

Antes de contratar este tipo de seguros, evalúa los riesgos a los que está expuesto tu negocio y contrata las coberturas indicadas.

Los seguros son como trajes a la medida, se deben adecuar a tus necesidades. Las aseguradoras también ofrecen: seguros de gastos médicos para tus empleados en caso de accidente o enfermedad; seguros de vida grupales que buscan proteger a tus colaboradores y a sus beneficiarios en caso de fallecimiento, entre otros.

Antes de contratar un seguro, compara entre diversas aseguradoras, revisa la póliza, lee sus condiciones generales y particulares, y revisa cuáles son sus exclusiones. Revisa las sumas aseguradas para cada cobertura y qué porcentaje tienes que pagar en caso de siniestro por coaseguro y/o deducible.

 

Cotiza el seguro para tu negocio

Asegurar tu negocio está a tu alcance. Te presentamos tres cotizaciones con distintas opciones de cobertura, para una tienda de abarrotes:

 

tabla

 

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí