Search

Microcréditos

repo1El costo de contratarlos

En la década de los 80´s llamó la atención la aparición de un nuevo modelo de financiamiento enfocado a las personas que no contaban con los recursos financieros suficientes para poder dar inicio a un pequeño proyecto de negocio o que no tenían acceso a instituciones financieras formales. Así fue como surgió el microcrédito, un producto financiero ofrecido por entidades financieras que otorgan microcréditos: organizaciones e instituciones que brindan servicios financieros (ahorro, créditos, seguros) a este sector de la población.

 

 

Las entidades financieras que ofrecen microcréditos cuentan con características específicas para el otorgamiento de un financiamiento, por ejemplo, no prestan grandes cantidades de dinero a sus clientes y tienen metodologías detalladas para conceder créditos; esto debido a que en el caso de México, la mayoría de las microfinancieras se enfocan a zonas rurales con baja densidad de población o a sectores vulnerables, particularmente mujeres, por lo que se tienen que adaptar a las necesidades de la comunidad a la que ofrecerán sus servicios.

¿Qué instituciones o entidades financieras ofrecen microcréditos?repo2

• Bancos especializados en microfinanzas.

• Cajas solidarias.

• Cooperativas.

• Cajas Populares.

• Sofoles.

• Sofomes.

Un microcrédito es un préstamo dirigido fundamentalmente a personas que quieren montar un pequeño negocio o autoemplearse para poder desarrollar alguna actividad productiva independiente, por ejemplo: algún proyecto agroalimentario, un negocio artesanal o vender algún tipo de producto. Estos financiamientos se encuentran basados en la confianza y el pago solidario, llegando así a comunidades alejadas donde simplemente no hay servicios financieros.

Existen dos tipos de microcréditos:

El microcrédito individual consiste en un esquema similar a los créditos de la banca tradicional. Es un financiamiento que se otorga a una persona para actividades productivas, la atención por parte de la institución es muy personalizada y de acompañamiento a los clientes. Para aplicar a este préstamo, es necesario que cuentes con un aval o garantía prendaria para que el crédito sea autorizado. Comúnmente, el monto de los préstamos individuales es mayor al de los préstamos grupales.

Un microcrédito grupal es aquel dirigido a personas que al no contar con garantías propias pueden formar grupos de más de cinco personas de la misma comunidad para responder en conjunto por el crédito. Algunas de sus características son:

1. Las personas del grupo deben conocerse entre sí y tenerse confianza.

2. Se otorga un préstamo individual a cada uno de los que conforman el grupo.

3. Los pagos se realizan de forma semanal o quincenal y el grupo se reúne para juntar el pago.

4. Si uno de los integrantes no cumple, el grupo se hace responsable del pago, es decir, la garantía es solidaria.

5. En caso de que alguno de los integrantes incumpla con un pago, todos los miembros del mismo serán reportados con una nota negativa ante Buró de Crédito.

Este tipo de financiamientos cuentan con un inconveniente, ya que no necesitas presentar garantías personales, y al requerir el apoyo de otras personas que conformen el grupo que garantice el crédito, éste depende de la capacidad de pago de cada uno de sus integrantes, lo que en ocasiones genera atraso en el pago del financiamiento, dando como resultado un adeudo.repo3

El riesgo del crédito grupal

Juana Beltrán fue invitada a participar en un microcrédito grupal proporcionado por Banco Azteca, en un principio no tuvo inconveniente alguno ya que con el dinero que recibió pudo levantar el negocio con el que ya contaba, aunque el calvario, como ella lo define, vino después.

“Si es un grupo de seis y únicamente dos integrantes pagan el microcrédito, meten en problemas a todos sus miembros”, relata Beltrán, quien afirma que en ningún momento fue informada por Banco Azteca sobre las desventajas de contratar un microcrédito grupal ni sobre las responsabilidades que se asumen como grupo. “Yo creía conocer a las personas con las que contraté el microcrédito y nunca me imaginé que otra persona y yo seríamos las únicas que realmente abonaríamos a la deuda”, señala.

Este adeudo le ha traído problemas, uno que le preocupa es que se encuentra en Buró de Crédito con una mala nota crediticia, la cual espera que en poco tiempo desaparezca, ya que ella en ningún momento fue irresponsable con el pago del financiamiento que recibió.

Al hacer un balance general sobre los resultados que le ha dejado la contratación de un microcrédito grupal, Juana reitera que éste no es un producto financiero malo, siempre y cuando se informe a la gente sobre la importancia de que todos los integrantes del microcrédito paguen a tiempo y si alguno no paga, la deuda se incrementará para todos sus integrantes.

Uno de los requisitos de los microcréditos grupales es que para su obtención se requiere cumplir con el número de personas establecidas en el contrato, varía de acuerdo a cada institución. Por ello, en ocasiones, las personas recurren a amistades o familiares para que soliciten estos financiamientos a nombre de un tercero.

Tal fue el caso de Adriana1 quien, con la finalidad de ayudar a su amiga en el trámite de un microcrédito grupal, solicitó el financiamiento a su nombre. Adriana relata que su amiga se acercó a ella para pedirle que tramitara el microcrédito, ya que en ese momento contaba con más créditos que no le permitían tramitar uno más y necesitaba rescatar su negocio, una tienda de abarrotes.

repo4Ante emergencias, la fuente de recursos más utilizada a nivel nacional es el préstamo entre particulares (67%), seguido del empeño de algún bien (36%) y la utilización de los ahorros (35%) 2

“Al principio todo parecía estar en regla, hasta el momento en que mi amiga no pudo mantener los pagos semanales que le cobraba Compartamos Banco, fue ahí donde comenzó el problema”.

Las deudas comenzaron a salir a flote y debido a los cobros que le pedía Compartamos Banco fue que empezó a informarse sobre la situación del microcrédito. Señala que su amiga conocía a las personas que entraron con ella al compromiso del mismo, “pero siempre que hay dinero de por medio, hay problemas. Comenzaron a incumplir con los pagos, por lo que únicamente otra persona y yo fuimos las que terminamos de liquidar lo que nos correspondía”.

Debido a la falta de pago de las ocho mujeres restantes, la deuda del microcrédito incrementó y para ella también. De $10,000 que era el monto inicial de mi deuda, ésta subió a $14,000, debido a la alta tasa de interés que maneja Compartamos Banco, comentó.

Desafortunadamente el crédito no le fue de mucha ayuda a su amiga, ya que afirma que a los pocos meses de que recibió el monto del crédito ($10,000), el negocio de su amiga quebró dejándola con deudas.

Entre los principales problemas de un microcrédito son las altas tasas de interés que cobran a sus acreditados, es por ello que prácticamente no se cobran comisiones al contratar el crédito, en ocasiones dichas comisiones se cobran por mora en el pago. De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los costos que llegan a pagar los usuarios están ligados a las tarifas que tienen que cubrir las microfinancieras por otorgar servicios como el microcrédito, como son los costos operativos, préstamos incobrables, la falta de estabilidad económica, un entorno no favorable a los negocios, entre otros. Esto con el argumento de que es necesario que sus operaciones sean económicamente sustentables y argumentan que al hacerlo se garantiza la permanencia y expansión de los servicios que ofrecen.

Pese a ello, es necesario hacer hincapié en que el cobro de intereses representa dinero que sale de los bolsillos de los clientes, que en el caso de los microcréditos suelen ser dirigidos a personas con bajos recursos económicos, por lo que es necesario analizar el costo real del financiamiento que obtendrían, en este caso con Compartamos Banco o Banco Azteca.

repotabla

* Cuadros únicamente informativos, no comparativos.

Antes de contratar un microcrédito, no olvides:repo5

  • Conocer tu capacidad de pago.
  • Informarte sobre los términos y condiciones del microcrédito: individual o grupal.
  • Aclarar todas tus dudas con el personal promotor.
  • Informarte sobre los costos y beneficios adicionales, como los microseguros.
  • Pedir el teléfono de la microfinanciera para realizar consultas o aclaraciones.
  • No firmar en caso de que no estés conforme con tu contrato.

1 Se modificó el nombre del testimonio para que se mantenga su anonimato.

2 Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2012.

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí