Search

No te hagas rosca con la cuesta

roscaLa denominada cuesta de enero suele ser una época o momento de tensión en donde nuestro bolsillo se ve más apretado, debido al gasto excesivo y no planeado de diciembre, así como la dificultad financiera para hacer frente a los pagos cotidianos de las próximas semanas.

Según una encuesta realizada en enero pasado, el 49% de las personas afirmó sufrir las consecuencias de la cuesta de enero, por otro lado, 35% mencionó que a

través del trabajo librarían esta etapa, y en el rubro de la duración, el 43% señaló que se prolongaría hasta febrero o marzo.

Si ya te encuentras inmerso en la famosa cuesta, “no te hagas rosca con tus finanzas” y busca opciones para aminorar el problema. Aquí te decimos lo que NO debes hacer para evitar que la situación se complique y salga de control. ¡Ponte buzo!

Muñeco

“Es un mito, a mí no me pasa”

De ti depende que la cuesta sea un mito o una realidad, si administraste adecuadamente tus gastos decembrinos, es probable que enero no sea un mes distinto al resto del año. Por el contrario, si tus gastos no fueron planeados, esta etapa puede ser más complicada que el resto del año.

Cerezas

“Adquirir el primer crédito a la vista”

Si ya es necesario solicitar un préstamo, no te vayas con la opción más tentadora, compara diferentes alternativas y escoge la que más se adecúe a tus posibilidades de pago. El comparar te permite conocer qué esquemas de pago ofrecen las distintas instituciones otorgantes de crédito.

Costra de dulce

“Creer que la cuesta es pasajera”

Es verdad que, como lo indica su nombre, sucede en enero, pero eso no significa que terminando el mes “por arte de magia” se estabilizará tu situación financiera, si no tomas cartas en el asunto podría prolongarse por tiempo indefinido.

Ate de membrillo

“Solicitar un crédito para solventar la situación”

La opción más dulce sería que recurras a un préstamo, sin embargo, ésta debe ser tu última elección, es mejor que uses tus ahorros, recuerda que la obtención de un crédito implica tener una nueva deuda, “no tapes un hoyo haciendo otro”.

Higo

“Incrementar gastos”

Es indispensable que, junto a tu familia, busquen opciones para hacer chiquitos los gastos, y así puedas aumentar tu ahorro y el pago de deudas, por ejemplo: planea con anticipación las comidas de la semana (esto te permitirá prever cuáles insumos necesitarás y cuáles no), usa electrodomésticos y lámparas ahorradoras, desconecta aparatos eléctricos que no uses, entre otros.

Acitrón

“Cruzarte de brazos”

No buscar alternativas para salir de la cuesta, no resolverá nada. Busca opciones de ingresos, una alternativa es vender en lugar de empeñar; puedes realizar una venta de garaje o hasta por internet.

¿SABÍAS QUE…

Antes no era un muñeco lo que se escondía, sino un dulce o haba que se colocaba dentro del pan y se cree que representaba “el esconder” al niño para protegerlo de Herodes, el problema era que muchos se comían el dulce o haba y ahí se terminaba la tradición, por lo que se empezaron a colocar niñitos de pasta, porcelana o plástico.

Fuente: Universidad Panamericana, 2013.

El año pasado las panificadoras del país estimaron la comercialización de más de 2 millones de roscas de reyes, y por lo tanto, ventas superiores a los 400 millones de pesos.

Fuente: México Produce, SAGARPA, 2013.

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí