Search

Exprime solo los beneficios

tcTips para el uso de tarjeta de crédito

8.2 millones de adultos en México cuentan con una tarjeta de crédito bancaria; otras 17.2 millones de personas dicen no ocuparlas porque no les gusta endeudarse y 6.1 millones considera que tienen intereses y comisiones altas1.

Una TDC es un medio de pago que te permite realizar compras en establecimientos comerciales sin cargar efectivo. Cada vez que la utilizas, tu línea de crédito disminuye, pero la recuperas conforme vas pagando.

Por lo regular, la Tarjeta de Crédito (TDC) se relaciona con la palabra deuda, pero esto se debe al uso inadecuado de la misma. Para no generar sobrecostos debes evitar los malos hábitos financieros y saber utilizar esta herramienta de crédito, que en sí, es un excelente producto y te da la oportunidad de obtener financiamiento por 50 días sin pagar intereses.

 

 

Checa 5 de los peores errores que puedes cometer con tu TDC:

Error 1: pagar sólo el monto mínimo.
Recuerda que cuando pagas solo el mínimo vas a demorarte más en liquidar la deuda ya que únicamente estarás abonando a intereses.

Salida: trata siempre de pagar más del monto mínimo indicado en tus estados de cuenta, para que canceles antes tu deuda y así ahorres en intereses futuros.

 

Error 2: tener muchos “pagos chiquitos”
Es común creer que te conviene comprar todo lo que desees con tu tarjeta de crédito, siempre y cuando sea a meses sin intereses, porque los pagos serán chiquitos. Antes de adquirir tus artículos, ten presente que varias deudas generan una mayor cada mes y puede que no estés preparado para liquidarlas.

Salida: elige siempre el menor endeudamiento, para hacerlo, debes analizar con cuidado tu presupuesto y definir cuánto puedes pagar cada mes sin poner en riesgo tu estabilidad financiera.

 

Error 3: pagar con tu plástico otra deuda.
Esta práctica, puede llegar a ser muy riesgosa pues implica una comisión por disponer de efectivo de tu TDC. Opta por utilizar este recurso cuando se trate de una emergencia.

Salida: evita el pago de un crédito con otro. Para salir de deudas, opta por planificar bien tus gastos mensuales de tal manera que puedas saber cuánto puedes destinar al pago de tus créditos.


Error 4: la impaciencia.
Sin importar que tanto quieras tener una cosa, hay veces que no es posible financieramente solventar algunos gastos. No recurras a tu TDC solo por adquirir algo por gusto, recuerda que la impaciencia es un pésimo hábito.

Salida: antes de querer realizar una compra, trata de pensar si es un gusto o una necesidad, esto te ayudará a evitar compras por impulso.

 

Error 5: gastar más de lo que ganas.
Si no tienes el hábito de llevar un registro de tus ingresos y gastos, menos lo tendrás para llevar el control de una TDC.

Salida: llevar un presupuesto es de gran importancia para tener el control en tus finanzas, ya que no sólo podrás saber en qué gastas, además conocerás tu capacidad de pago para realizar las compras que deseas.

Como puedes ver, parte de la solución de estas malas prácticas es planificar y hacer un presupuesto. Observa bien cuánto gastas y cuánto puedes disponer para pagar tus créditos, incluso, saber cuánto te queda disponible en efectivo para algún imprevisto.

 

Si eres de los que desean tener una TDC, es importante que sepas escoger, ya que otro de los grandes errores que cometemos al momento de adquirir una tarjeta es optar por la que nos ofrecen primero y no por la que más nos conviene o se ajuste mejor a nuestras necesidades.

A continuación te mostramos las tarjetas con la anualidad más alta en el mercado, para que les eches un vistazo y compares antes de adquirir una:

tablatc

 

micrositio

 

Un crédito no actúa a tu favor cuando lo utilizas como una extensión de tu salario, para tapar baches en tu presupuesto o para adquirir bienes o servicios que no necesitas.

1 ENIF 2015

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí