Search

¿RENTAR CON ROOMIES?

jovenLo que tienes que considerar antes de compartir depa.

Si este año que empieza uno de tus propósitos es independizarte y ya has considerado que lo mejor es compartir departamento con amigos o roomies, hay algunas cosas que debes de tomar en cuenta antes de aventarte a volar del nido.

Ya que buscar un lugar propio en donde vivir es uno de los cambios más importantes que experimentarás en tu vida.

 

La tendencia de los roomies va en aumento en la Ciudad de México, 65% lo hace para reducir costos, por cercanía a su trabajo o escuela y tener un mejor nivel de vida. Los millennials son los principales usuarios de esta modalidad de renta. 1

 

¿Qué con los roomies?
Este término se deriva del inglés: roommate, que significa: compañero de habitación. En la actualidad este fenómeno o modalidad de renta ha tenido un aumento significativo en las grandes urbes como la Ciudad de México, esto se debe a un nuevo estilo de vida independiente al alcance de los jóvenes y sus bolsillos.

Pero ¿te has puesto a pensar en todo lo que implica compartir la renta y si es la mejor opción? Descúbrelo a continuación.

 

En la capital, por cada habitación que se ofrece para rentar hay en promedio cuatro personas buscando. Para delegaciones como Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo, la oferta es de una habitación por cada nueve personas buscando. *

 

1. ¿Tu presupuesto y salario te permiten hacerlo?
Si eres de las personas que esperan con ansias la quincena para volver a tener dinero, tal vez no sea el momento adecuado para salirte de la casa de tus padres. Puedes empezar a ahorrar parte de tu salario por unos meses y tener un fondo de ahorro que te permita independizarte en un futuro cercano.
Por el contrario, si eres de los que su presupuesto les permite sin problema alguno emprender el vuelo, ¡felicidades!, lo que sigue es comenzar a buscar opciones.
También, toma en cuenta que usualmente, uno de los requisitos que te piden al momento de rentar un departamento, es efectuar un depósito y una renta adelantada. En estos casos lo recomendables es que tengas ahorrado al menos tres veces lo que costará tu alquiler.

 

Existen algunos sitios web o plataformas que se especializan en la búsqueda de espacios disponibles. Pueden brindarte información sobre los costos de renta en varias ciudades del país.

 

2. Búsqueda del lugar ideal
Antes de decidir en dónde quieres rentar, te aconsejamos hacer un comparativo amplio. Recuerda que financieramente, lo ideal es no destinar más del 30% de tu salario al pago de una renta.
También, si tu bolsillo lo permite, procura rentar en una zona que no esté a más de una hora de tu trabajo, ya que esto puede incrementar demasiado tus gastos de transporte.
De igual forma, considera que tu lugar a rentar tenga el acceso a los servicios mínimos como son: mercados, supermercados, lavanderías, etc.

 

El número de usuarios registrados en los sitios web de búsqueda de rentas creció significativamente. De 2015 a 2016 aumentó más del 50%, cerrando con medio millón de usuarios. *

 

3. La comunicación es la clave
Si vas a rentar con roomies o amigos estarás aceptando una serie de responsabilidades, es por ello que desde un inicio debes establecer reglas y acuerdos para evitar malos entendidos a futuro:

  • Siempre trata de establecer una división igualitaria para los gastos de mantenimiento. Si alguno cuenta con mayores beneficios, es bueno que se decida la cantidad adicional que deberá cubrir.
  • Desde un principio debe quedar en claro si se aceptarán visitas en su nuevo hogar, y de ser así, fijar los horarios.
  • Por último, pero no menos importante, respeta la despensa de tus roomies, así como el uso de espacios comunes.

 

¿Entonces compartir departamento es la mejor opción?
Esa posibilidad depende de muchas variantes, recuerda que como todo, tiene ventajas y desventajas:

  • Puedes buscar departamento en nuevas zonas. Ello te puede dar flexibilidad y acercarte a tu fuente laboral.
  • Ten en cuenta la distancia que hay hacia tu trabajo.
  • Puedes dividir gastos de servicios básicos como agua, luz, teléfono, gas e internet, además del mantenimiento del inmueble.
  • Siempre tendrás compañía en tu nuevo hogar, mucho más si son amigos con los que piensas compartir esta nueva etapa de tu vida.

 

¡Analiza muy bien tus posibilidades y compara todas tus opciones, no tomes una decisión a la ligera!

 

1 UNAM Global 

*Dada Room

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí