Search

¿Piensas empeñar?

empeTodo lo que debes saber

Empiezas el primer mes del año con la famosa “cuesta de enero”. Si los gastos realizados en diciembre te dejaron una gran merma en tus finanzas puede que te veas obligado a recurrir a un préstamo con garantía prendaria, pero antes de acudir con una institución debes conocer todo lo relacionado con este tema.

Se le conoce también como empeño y es la acción que realiza una persona al dejar en depósito y como garantía, una prenda de su propiedad a cambio de una suma de dinero en efectivo (préstamo) que se le otorga de manera inmediata.
Generalmente, las personas que acuden a las casas de empeño dejan en garantía su joyería, artículos electrodomésticos, herramientas o hasta automóviles, con la opción de conseguir un préstamo a corto plazo. Una vez que dicha persona paga el préstamo, recupera la prenda; pero si no lo hace, la casa de empeño puede vender los artículos para recuperar su dinero.

 

Tipos de casa de empeño

Actualmente existen dos tipos de casas de empeño:

a) Las empresas privadas mercantiles: quienes deben estar registradas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

b) Las Instituciones de Asistencia Privada (IAP): son aquellas que no tienen fines de lucro como: el Nacional Monte de Piedad, Montepío Luz Saviñón y la Fundación Rafael Dondé.

La diferencia que existe entre las casas de empeño es la forma en cómo puedes liquidar tu préstamo de acuerdo a los días que permanezca tu prenda bajo su custodia.

Por eso es importante que antes de empeñar conozcas a la institución, sin importar la urgencia por conseguir dinero. Existen aspectos que debes considerar, tales como:

  • Cerciórarte de que el contrato de adhesión contenga el número de registro otorgado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la fecha en que se autorizó. Para comprobar esta información ingresa al Buró Comercial:  https://burocomercial.profeco.gob.mx
  • En las instalaciones deben tener visible los días y horarios de servicio, el monto del préstamo; el ramo de prendas aceptadas; el costo anual total, mensual y diario; los plazos de pago; el procedimiento para desempeñar o comercializar el bien y, en su caso, los gastos por almacenaje.

 

Paso a paso

  1. Lleva la prenda que deseas empeñar: recuerda que debe estar en buen estado para que pueda ser valuada; de esta forma se establecerá la cantidad de préstamo que te pueden otorgar.
  2. Una vez que conozcas el monto que te ofrecen por tu prenda puedes aceptarlo o rechazarlo. En caso de que la aceptes, procederán a elaborar tu boleta de empeño, la cual deberá tener tus datos generales, la descripción a detalle de la prenda y las condiciones de recuperación de la misma.
  3. Para recuperar tu prenda, debes pagar lo pactado en la boleta de empeño, que incluye el préstamo y los intereses generados, así como los gastos de almacenaje y seguro.
  4. En caso de que no puedas pagar la cantidad requerida para recuperar tu prenda, existe la opción de obtener un nuevo plazo por medio de un refrendo.

 

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) es la instancia que vigila la actividad de las casas de empeño y autoriza los términos del contrato con el que realizan sus operaciones.

 

¿Con melón o con sandía?
Elegir la mejor opción puede ser muy complicado, no dejes tus pertenencias con la primera que encuentres, puede que no sea la más adecuada para tus finanzas. Es recomendable que compares como mínimo tres instituciones diferentes, para que puedas tomar una decisión más informada.

Además recuerda no sólo considerar la tasa de interés que te cobran, sino también otros gastos, como aquellos por almacenaje y seguros de mercancía en caso de robo, pérdida o siniestro. También considera cuál será el porcentaje del avalúo de la prenda que quedará en garantía.

Una clave para simplificar tu búsqueda es comparar el Costo Anual Total (CAT). Esta es una medida estandarizada que incorpora en una sola cifra todos los pagos periódicos que debes realizar, así como cualquier cargo adicional y, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana (NOM-179-SCFI-2007), todas las casas de empeño están obligadas a mostrar su CAT.

Pero en caso de que no lo hagan, tu puedes hacerlo con la Calculadora del Costo Anual Total de Banco de México, (http://www.banxico.org.mx/CAT/), esta herramienta te guiará para calcular el CAT de diversas opciones, lo único que tienes que hacer es conocer los datos de costos antes de utilizarla, ello, para que puedas incorporarlos al cálculo.

Aunque recurrir a esta modalidad de crédito es recomendable sólo en casos de emergencia, si te ves en la necesidad de solicitar un préstamo prendario toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Antes de empeñar, toma en cuenta si tendrás los recursos para recuperar tu prenda.
  • Es importante que investigues y compares la valuación de tu prenda; pueden existir diferencias significativas entre las valuaciones de distintas instituciones.
  • Utiliza el CAT como medio para comparar entre una casa de empeño comercial y otra; no olvides revisar si éste considera o no el IVA.
  • Cerciórate que la casa de empeño exhiba sus tarifas en pesos mexicanos.
  • Lee detenidamente el contrato, esto te permitirá conocer y tomar en cuenta las condiciones a las que te comprometes.
  • No te quedes con dudas y pregunta por los conceptos que no te queden claros. 
  • Pregunta a cuántos refrendos (renovaciones del contrato) tienes derecho y cuánto tiempo extienden el plazo para recuperar tus pertenencias en caso de que no puedas cumplir con el pago.
  • En caso de incumplimiento en la prestación del servicio por parte de la institución, acude a la Profeco o llama al Teléfono del Consumidor: 5568 8722 en la Ciudad de México, o al  01 800 54 68 87 22, desde cualquier otro lugar de la República Mexicana.

Recuerda el trabajo y esfuerzo que te ha costado conseguir lo que tienes, no dejes tu patrimonio en manos de otro. Si deseas más información sobre este u otro tema relacionado con tus finanzas, visita  www.gob.mx/condusef o si lo prefieres síguenos en Facebook: /condusefoficial y Twitter: @CondusefMX

 

Sabías que al cierre del 2015 se registraron 5 mil 382 casas de empeño en el Registro Público de Casas de Empeño de Profeco y que en ese mismo año se recibieron mil 364 quejas a nivel nacional principalmente por negarse a entregar la prenda (40%), a cambiarla o devolverla (14%) y por no devolver el depósito realizado (6%).
Profeco

pregunta

 

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí