Afianzadoras

Términos generales - Afianzadoras

 

¿Qué es una fianza?

Es un contrato adquirido por dos partes por medio del cual una institución de fianzas debidamente autorizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (fiador), se compromete a cumplir una obligación de diversa índole con un acreedor (beneficiario) en caso de que el deudor (fiado) no lo haga, la garantía se logra mediante el cobro de una prima que este último debe pagar y que deberá avalarse. La fianza puede ser contratada por una persona física o moral.

 

¿Qué es una póliza?

Contrato de fianza realizado por escrito celebrado entre la afianzadora y el fiado a favor de una tercera persona, en el que se explican las características, formas de cobertura y los anexos correspondientes.

 

¿A qué se refiere el término prima?

Es la cantidad de dinero que debe pagarse por la expedición de una póliza de fianza, se encuentra integrada por la prima de riesgo, gastos administrativos, impuesto al valor agregado y un margen de utilidad para la empresa. El precio de una fianza está en función del monto de la obligación garantizada y del tipo de contrato que se realice entre el fiador y fiado.
La prima directa se refiere a los ingresos por venta de fianzas efectuados por la entidad afianzadora, después de rebajar las anulaciones y las devoluciones correspondientes por contrato. Se considerará la venta realizada directamente por las afianzadoras y aquella efectuada por los corredores de fianzas.

 

¿Cuál es la utilidad de una fianza?

Adquirir una fianza es sinónimo de certeza y precaución, facultades difíciles de adquirir en los tiempos actuales, es aquí donde radica la utilidad e importancia de la fianza; el hecho de adquirirla proporciona protección frente a un riesgo económico y obviamente la tranquilidad de que las obligaciones sean cumplidas, a pesar de que el deudor no pueda hacerlo.

 

¿En que situaciones se puede contratar una fianza?

El motivo para contratar una fianza surge de diversas necesidades, las más comunes son: amparo judicial y económico, asegurar el cumplimiento de un contrato, ampliar y cerciorar la confianza hacia el personal laboral, entre otros. Contratar una fianza genera un pago, que resulta mínimo comparado con la seguridad y certeza que ofrece en caso de que las condiciones se muestren adversas para el logro del cumplimiento de las obligaciones ( de dar, de hacer o de no hacer), es por ello que en algunos casos su uso forma parte de una cultura de precaución y prevención.

 

¿Cuál es el procedimiento para contratar una fianza?

Los procedimientos de contratación dependen en gran parte de el tipo de contrato que se quiera llevar a cabo, de la institución que se contrate, las características de la persona que desea adquirirla, de los acuerdos que se realizan dentro de la póliza, así como el contexto económico bajo el cual se desarrolla el sector. Es por ello que se debe precisar de manera correcta el qué y cómo se llevará a cabo tal contrato procurando que sea de manera clara e informada, debido a la diversidad de los contratos, se recomienda acudir a las afianzadoras o a la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas.

 

¿En qué consiste la reclamación de fianza?

La reclamación de fianza es exigir el pago que la afianzadora se comprometió a solventar dentro de la póliza, para ello es necesario: que el fiado no cumpla con la obligación estipulada, la reclamación se haga por escrito y será por parte del beneficiario en un tiempo no mayor al estipulado en la póliza, se debe presentar la información y documentación requerida y así mismo, los pagos de prima deben estar al corriente. Cabe mencionar que la afianzadora evaluará si la reclamación se pagará total o parcialmente.

 

Av. Insurgentes Sur #762 Col. Del Valle México D.F. C.P 03100 - Tel. (55)5340 0999 y (01 800) 999 80 80 -Comentarios sobre este Sitio de InternetComentarios y Sugerencias sobre éste sitio

CONDUSEF, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2015 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD