¿Pagos chiquitos?

Pueden ser un peligro para tu bolsillo

Los pagos chiquitos son un tipo de financiamiento o crédito que ofrecen algunas tiendas departamentales, de muebles o de autoservicio.

Este tipo de abonos pueden parecer cómodos, sin embargo, lo que debes tomar en cuenta es el tiempo que tardarás en pagar el monto de la deuda y sobre todo, el total de los intereses, ya que en esta modalidad se incrementa hasta dos veces o más, el precio real del producto.

Esto, porque al realizar pagos pequeños, un porcentaje mínimo de ese dinero se va al pago de capital, es decir, al monto que te prestaron y el resto es para el pago de intereses, por lo que tardarás mucho más en liquidarlo.

Condutips

  • El financiamiento de pagos chiquitos puede ser una opción para quienes no pueden acceder fácilmente a una tarjeta de crédito o pagar de contado; si piensas hacer uso de esta modalidad, procura que sea en artículos o bienes duraderos.
  • Considera que, aunque los pagos son muy pequeños, se deben hacer de manera semanal o quincenal por lo que en realidad podrías estar pagando hasta dos veces o más el valor real del artículo.
  • En algunos esquemas de pagos chiquitos es común que te pidan enganche, no lo veas como algo malo, es bueno, pues entre más pagues por adelantado, menos intereses pagarás al final de tu crédito.
  • La tarjeta de crédito puede ser una mejor alternativa si la usas de manera inteligente.
  • Solicita el recibo o comprobante de compra, así como el de los pagos que realices.
  • Cuando liquides tu deuda, pide tu factura. 

Visita nuestra página de Internet www.condusef.gob.mx. También nos puedes seguir en Twitter: @CondusefMX, Facebook: /Condusefoficial, Instagram: @condusefoficial y Youtube: CondusefOficial.

Top