Search

Evita el ahorro informal

ahorrosMantén tu dinero seguro

Puede ser aparentemente “fácil”, resultarte útil en ocasiones y hasta sacarte de apuros; pero cuidado, cualquier imprevisto o mal entendido puede ocasionar que pierdas tu dinero. Entrarle a las famosas “tandas”, pirámides, hasta guardar tus ahorros debajo del colchón, puede poner en riesgo tu economía y la de tu familia.

 

Ahorro informal

  • El ahorro en casa y el uso de tandas son los dos mecanismos más utilizados por los ahorradores informales (28% y 14% respectivamente).
  • El 44% (31 millones) de la población adulta ahorra en el mercado informal.
  • 29% de las mujeres utilizan el ahorro en casa y 16% las tandas en mayor proporción que los hombres, mientras que el 10% de estos utilizan en gran medida el préstamo entre particulares.
  • El ahorro informal se destina a los mismos usos que el ahorro formal; sin embargo, para el informal, los gastos personales ocupan el primer sitio (38%), seguidos por las emergencias o imprevistos (27%) y la educación o salud (23%).
  • El ahorro en casa es el único mecanismo de ahorro informal que es mayor en las localidades menores (31%) que en aquellas con 15 mil habitantes y más (27%).
  • El uso del ahorro informal para el incremento de activos familiares, como son invertir en una casa o negocio, es relativamente pequeño (14% y 4% respectivamente).
  • En cuanto al ahorro formal, el 36% (25 millones) de adultos, afirma tener al menos un producto.

 

El problema del ahorro informal es que conlleva riesgos, por ejemplo:

  1. En caso de una tanda, quien la organiza se puede quedar con el dinero y no repartirlo.
  2. Si guardas tu dinero en casa, alguien puede entrar y robarlo.
  3. En un incendio o inundación, lo puedes perder, entre otros.

 

¿Es posible ahorrar?

  • Fíjate bien: Si ahorras un peso diario se convierte en 30 pesos al mes y en 365 al año. Pero si ahorras 10 pesos al día tendrás 300 pesos al mes y 3 mil 650 al año. ¡IMAGÍNATE EN 30 AÑOS!
  • Los bancos ofrecen distintas opciones de ahorro, por lo que puedes elegir aquella que mejor se adapte a tus necesidades. No desperdicies el esfuerzo realizado y piensa ahora cómo guardar esos ahorros.
  • Recuerda que al hacerlo en Entidades Financieras, la Condusef puede orientarte y además defender tus derechos.

 

Fuente: Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, septiembre 2012 CNBV e INEGI.

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí