Search

¿Cómo elegir tarjeta?

tar1Un plástico que se ajuste a tus necesidades

Una situación que suele complicársenos más de lo que debiera, es decidir qué tarjeta de crédito nos conviene. Y es que muchas veces no sabemos si aceptar la que nos ofrece alguna institución, si hacerle caso a la publicidad que vemos anunciada, o irnos por la recomendación de algún familiar.

Seleccionar el plástico apropiado se vuelve un dilema, y la realidad es que no debería ser así. Si bien todas las tarjetas de crédito tienen las mismas funciones, cada una posee características que las hacen diferentes y adecuadas a cada perfil de usuario.

Por eso, es importante que antes de contratar tomes en cuenta los siguientes factores y puedas tener mayor certeza de que elegirás la adecuada a tus necesidades.

Tu forma de pago

Si eres totalero (pagas cada mes el 100% de las compras que realizas con tu plástico), la recomendación es que pongas atención en la cuota anual de la tarjeta. Pero si no eres totalero, es decir, pagas cada mes sólo el monto mínimo requerido o un poco más del saldo de la deuda, el factor a tomar en cuenta es la tasa de interés. Cabe mencionar que lo ideal siempre será pagar tu deuda completa o al menos el doble del mínimo, si sólo pagas el mínimo, el plazo de tu deuda se puede extender indefinidamente.  tar2

¿Por qué no conviene pagar sólo el mínimo?

Cada vez que abonas el pago mínimo, ese dinero se distribuye en el siguiente orden: impuestos, intereses, comisiones y capital adeudado. De dicha manera, lo último que pagas son tus consumos o deuda adquirida. Si sólo haces el pago mínimo de tu tarjeta, difícilmente lograrás avanzar en la liquidación de tu deuda, y el plazo de la misma se puede extender indefinidamente.

Tu ingreso

Considera tu ingreso para identificar el tipo de tarjeta que puedes tener (clásica, oro o platino), así como para delimitar una línea de crédito adecuada a tus finanzas. También es importante que además del ingreso tomes en cuenta deudas y/o compromisos financieros ya existentes. Lo más común es que la entidad financiera te otorgue una línea de crédito en función de tus ingresos, situación financiera e incluso historial crediticio.

Tus consumos

Otro factor importante es el uso que le piensas dar a tu tarjeta; si sólo la usarás para una emergencia, aprovechar alguna promoción a meses sin intereses o con descuento especial, la recomendación es que sea una con anualidad baja o que no la aplique. Por el contrario, si la vas a usar para pagar cotidianamente todas tus compras y consumos del mes, toma en cuenta la anualidad, pero también las comisiones y costos aplicados en las operaciones que realices como: transacciones en línea, (domiciliación de pagos, traspaso de saldos), consultas de saldo en cajeros automáticos y disposición de efectivo. De igual manera, identifica en qué gastas más y con qué frecuencia, por ejemplo, si tienes que viajar regularmente, probablemente te conviene elegir una tarjeta asociada que te otorgue millas de vuelo en cada compra que realices. También, existen programas de lealtad y recompensas que ofrecen las instituciones financieras, tarjetas afines a ciertos grupos de interés como universidades, deportes, mujeres, entre otros. Considera que las tarjetas de afinidad suelen tener un costo financiero más elevado en términos de tasa y cuota anual.

Tu historial crediticiotar3

Si tienes un historial crediticio positivo (cero retrasos, ni falta de pagos) seguramente no tendrás problema al solicitar otra tarjeta o cualquier otro crédito que necesites (automotriz, hipotecario, etc). En todo caso, la restricción podría explicarse por otros conceptos, principalmente por tus ingresos y situación financiera. Si tienes un historial de pagos negativo, la única manera de obtener una tarjeta de crédito es adquiriendo una tarjeta garantizada o asegurada. Una tarjeta garantizada se encuentra respaldada por el dinero que tú deposites en el banco, y generalmente el monto debe ser igual a la línea de crédito de la que quieres disponer (aunque hay quienes piden un poco más). Después de un cierto periodo, y de mostrar buen comportamiento en tus pagos, el dinero te es reembolsado y, entonces sí, puedes volver a manejar una tarjeta de crédito sin garantía. Ahora bien, también hay bancos que ofrecen tarjetas de crédito sin garantía a quienes aún no tienen ninguna historia crediticia, aunque la tasa de interés que deberás pagar posiblemente sea mayor a la que aplican a otros clientes que cuentan ya con historiales de crédito positivos.

¿Cuánto cuesta?

El Costo Anual Total (CAT), es un indicador que engloba la tasa de interés, la anualidad y las comisiones que cobra a sus clientes un emisor por la tarjeta. Es un número expresado en porcentaje, en términos anuales, que sirve para comparar todas las tarjetas del mercado, siempre y cuando tengan las mismas bases de cálculo (tasa de interés, monto de deuda, plazo, moneda, etc).

¡Que no se te olvide!tar4

  • Usa tu tarjeta de manera moderada y en función de tus ganancias.
  • No se trata de una extensión de tus ingresos.
  • Ten presente la fecha de corte y la fecha de pago. La fecha de corte es el día que el banco marca como el fin de un periodo de registro de tus consumos y abre otro. Mientras que la fecha de pago, es el día límite para que cubras tu crédito sin que te cobren intereses.
  • Evita pagar sólo el mínimo, lo ideal es pagar tu deuda completa o al menos el doble del mínimo.
  • Ten cuidado con los meses sin intereses, siempre parecen una promoción atractiva pero pueden salirse de control. Recuerda que muchos pagos pequeños se vuelven un pago grande.
  • Usa preferentemente tu tarjeta para adquirir bienes duraderos, no para pagar la despensa o como dinero adicional.
  • Trata de no usar tu plástico para sacar efectivo de los cajeros automáticos, debido a que es un financiamiento caro por la comisión e interés que cobran.
  • Recuerda siempre revisar tu estado de cuenta y conservar tus comprobantes.
  • Puedes cancelar tu tarjeta de crédito cuando así lo desees, siempre y cuando liquides todo tu adeudo.

 

¿QUÉ TARJETAS HAY EN EL MERCADO?tar5

Te invitamos a utilizar el Catálogo de Tarjetas de Crédito que Condusef tiene a tu disposición en www.condusef.gob.mx. En él podrás conocer las principales características de cada una de las tarjetas que se ofrecen en el mercado nacional, como son: descripción general, comisiones, requisitos, beneficios, seguros, Costo Anual Total (CAT) y tasa de interés. Asimismo, te recomendamos apoyarte en el Buró de Entidades Financieras www.buro.gob.mx, y comparar las calificaciones generales, consultas, reclamaciones, controversias y sanciones en torno a este producto financiero, todo con el fin de que puedas elegir la que se ajuste a tus necesidades.

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí