Search

Este Buen Fin…

bolsaAdquiere bienes realmente necesarios y evita gastos inútiles

El Buen Fin está a la vuelta de la esquina y seguramente tú, como muchos mexicanos, ya está dispuesto a “aprovechar las súper ofertas” que se publicitan para esos días. Pero déjame advertirte, que antes de salir corriendo a la primera tienda que tengas a la mano, es importante revisar tu cartera y analizar las ventajas y desventajas de este programa.

Y no es para ser aguafiestas, pero el simple hecho de que haya un fin de semana de ofertas, no significa que debas forzosamente comprar algún producto, a menos que ya tengas identificada una verdadera necesidad.

Es muy común que en estos días, como muchos consumidores, te dejes llevar por el bombardeo publicitario y termines comprando productos que en muchos casos no necesitas, e incluso, gastes dinero que no tienes.

 

Desafortunadamente, mucha gente asocia  la palabra “compras” con tarjeta de crédito y con un mayor potencial de consumo, pero esto no debe ser así, el plástico lo único que te permite es diferir el tiempo de pago, pero es muy importante entender que si no cumples en forma con la mensualidad, los intereses pueden ir ahorcando tus finanzas.

En respaldo a este programa, algunas empresas y dependencias de gobierno adelantan el pago de una parte del aguinaldo, a fin de que puedas “aprovechar” para realizar en estos días tus compras navideñas. Sin embargo, debes recordar que el aguinaldo también es parte de tu salario anual y que puedes utilizarlo para otros fines, como al pago de una deuda, al enganche de una casa o ahorrar para tu familia.

Una de las principales estrategias comerciales utilizadas durante el Buen Fin, es la posibilidad de realizar compras a meses sin intereses, sin embargo, te recomendamos que antes de hacerlo, revises a cuánto ascienden tus ingresos mensuales y qué cantidad de ese monto puedes comprometer, para pagar la mensualidad en tiempo y forma.

“Las ventas a meses sin intereses son solo el gancho de este tipo de programas, por lo que es recomendable que los consumidores analicen sus finanzas, revisen a cuánto ascienden sus ingresos mensuales y prevean el monto que tendrán que destinar para pagar durante varios meses”, expresó el Doctor Edgar Castillo Huerta, profesor de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, campus Ciudad de México.

En entrevista con Proteja su Dinero, el especialista en Ciencias Financieras consideró un error destinar más del 10% del salario mensual, para el pago de compras a meses sin intereses, pues se corre el riesgo de comprometer la capacidad de pago y las finanzas personales.

Ante la inminente llegada del Buen Fin, el doctor Castillo recomienda a los consumidores que, lejos de dejarse llevar por la euforia y el impulso por las compras, primero se analice detenidamente cuáles son las necesidades reales.

“Porque muchas veces los productos ofertados no necesariamente representan un ahorro, lo primero que se debe hacer es estar seguro de que se necesita un artículo y no es sólo un gusto; después hay que definir cuál es el monto que se puede destinar a ello, para que la compra no se convierta en un problema”, enfatizó.

“Firmar con tarjetas de crédito es un acto muy fácil, lo difícil es cuando llega el momento de pagar, ahí es cuando está lo problemático, porque si bien existe un financiamiento y no tenemos que desembolsar el monto total al adquirir el producto, sí tenemos que estar conscientes de todo lo que estamos firmando. Yo recomiendo ir sumando todas las compras a meses, porque de poquito en poquito, cuando llega el estado de cuenta ya no alcanza para pagar”, subrayó.

El profesor del Tecnológico de Monterrey, sugirió tener en cuenta tres puntos importantes: revisar los ingresos, gastos, deudas, y a partir de ello, establecer una cantidad máxima que se puede gastar; priorizar la compra de productos duraderos que satisfagan necesidades reales, como un refrigerador, estufa, televisión, etc.; y realizar las compras preferentemente de contado.

 

Ante el revuelo de compras que trae consigo este fin de semana, te queremos dejar algunas recomendaciones para que tus compras tengan un buen fin:

  • Haz una lista de los artículos que requieres comprar como prioridad, y otra de algunos artículos que podrías adquirir si los encuentras en promoción, de esa manera evitarás que la “tentación” de las ofertas te lleve a hacer compras sin sentido. 
  • Piensa antes de comprar. Nunca compres algo a menos que estés seguro de necesitarlo. Responder estas preguntas antes de comprar puede servir: si no estuviera en oferta, ¿lo compraría?; ¿cuánto tiempo lo voy a usar?; ¿vale la pena endeudarme por esto?
  • Evita la compra de ropa o productos perecederos a meses sin intereses, pues si bien este tipo de compra tiene grandes ventajas, puedes correr el riesgo de comprometer tus ingresos a futuro. Considera la vida útil del producto que estás comprando, es importante que dure más de lo que tardarás en liquidarlo. 
  • Considera todos los pagos mensuales que deberás hacer, porque pueden parecer pagos pequeños, pero que sumados representan una cantidad importante para tu cartera.
  • Recorre con anticipación las tiendas y checa los precios de los artículos que tienes previsto comprar, para que los días del Buen Fin puedas verificar si en verdad el precio que te ofrecen es menor.
  • Verifica tu capacidad de pago antes de adquirir nuevos compromisos, revisa a cuánto ascienden tus gastos, cuánto debes y toma en cuenta una reserva para cualquier imprevisto.
  • Si eres de los que prefiere hacer sus compras en línea, verifica que el sitio es seguro, evita hacerlo desde equipos compartidos y guarda tus comprobantes para cualquier aclaración.

 

El Buen Fin 2016

Este programa surge en el 2010 como una iniciativa conjunta del gobierno federal y la iniciativa privada,

a fin de apoyar la economía familiar y fortalecer el mercado interno.

Del 18 al 21 de noviembre próximo se llevará a cabo la sexta edición de El Buen Fin 2016.

Como cada año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público llevará a cabo una lotería fiscal

entre los consumidores que realicen compras y paguen con tarjetas de crédito o débito.

compras

 

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí