Search

Que no se escape tu aguinaldo

aguinaldoCómo lograr que sobreviva a la época decembrina

El momento esperado ha llegado, diciembre. Mes de festejar, posadas, fiestas de fin de año... y ¡la llegada del anhelado aguinaldo! De acuerdo con un estudio1, en Navidad 84% de los mexicanos gastan su dinero en festejos, comidas, adornos de la casa y fiestas de fin de año.

Ante la felicidad de contar con ese dinero extra, varios pueden caer en la tentación de gastarlo a la mínima provocación, e incluso contraen deudas que ponen en peligro su estabilidad financiera. Con la finalidad de que no caigas en la trampa, te mencionamos algunos de los errores comunes que se comenten en estas fechas para que los evites:

1. No presupuestar.

Realizar un presupuesto no es una de las actividades cotidianas de los mexicanos. De acuerdo con una encuesta2, 26% de los mexicanos nunca realiza un registro de sus ingresos y gastos propios, mientras que 33% a veces lo hace. Elaborarlo, sobre todo cuando tienes ingresos extra, te ayudará a tener un control de tu dinero y de esta manera que no se vaya de tus manos; además te permite conocer tu capacidad de pago, es decir el dinero que tienes para adquirir bienes, con ello estableces un límite para tus compras y así evitas contraer deudas. Recuerda que Condusef cuenta con una opción sencilla y dinámica para su elaboración, a través de la aplicación Presupuesto familiar, donde además de llevar un registro de tu dinero, podrás conocer cuánto tiempo requieres para cumplir tus metas y cuenta con la opción de notificaciones de fechas de pago de tus tarjetas de crédito, entre otras opciones. Obtenla en la tienda virtual de tus dispositivos móviles.

2. Gastar por gastar.

Los comerciantes lo saben. La época decembrina se caracteriza por una avalancha de ofertas en las que cualquiera puede caer, por ello es necesario que pongas en una balanza las compras que realizarás. Aunque está enmarcada en el “dar y recibir”, la Navidad es la época perfecta para reflexionar si realmente necesitas adquirir productos prescindibles como un nuevo par de zapatos, la bolsa de moda o el aparato tecnológico más reciente. No quiere decir que no compres algún gusto que tengas, lo importante es que no todo tu aguinaldo se vaya en este tipo de gastos.

3. Dar el tarjetazo.

La tarjeta de crédito no es dinero extra. Debido a su comodidad y accesibilidad, la tarjeta de crédito es una de las formas de pago más empleadas entre los mexicanos, pero debes tener cuidado al utilizarla, ya que tus compras pueden salirse de control. Para evitar que se consuma tu aguinaldo, no cubras gastos cotidianos con ella, como la compra de la despensa o las comidas fuera de casa. En caso de que ya tengas deudas con tu plástico, aminora su impacto cubriendo puntualmente tus pagos, revisando tus fechas de corte y pago, y tratando de abonar más del mínimo.

 

El aguinaldo es una prestación a la que tienen derecho todos los trabajadores con una relación laboral remunerada y subordinada a un patrón. Éste debe entregarse a más tardar el 20 de diciembre y tiene que ser equivalente a 15 días de salario, por lo menos.

Recuerda que la Ley Federal del Trabajo indica que el aguinaldo es un derecho irrenunciable. Si no cumpliste un año en tu lugar de trabajo, no es excusa para que no recibas esta prestación, ya que si tenías una relación laboral formal, la empresa para la que laborabas tiene la obligación de pagarte la parte proporcional del aguinaldo, conforme al tiempo que laboraste en la empresa o institución.

¿Cómo se calcula?

El aguinaldo se calcula de acuerdo al salario fijo que percibes, y el cálculo debe hacerse por día laborado, sin incluir ningún otro ingreso. Si tu salario es variable, para realizar su cálculo se toma como base el ingreso promedio obtenido de los últimos 30 días antes de la fecha del pago del aguinaldo.

No olvides que tu patrón no puede alegar dificultades económicas de la empresa ni falta de utilidades, como justificación para no pagar el aguinaldo o reducir su importe.

Si después del 20 de diciembre no has recibido tu aguinaldo o no te lo pagan debidamente (te proporcionan un monto menor o se niegan a dártelo), acércate a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) y presenta una queja o denuncia. En cualquiera de los dos casos, tienes un año para presentar tu reclamación.

 

4. Compras de pánico.

Como en todas las festividades, los comercios aprovechan esta temporada para ofrecer “el mejor regalo”. Por ello es importante que adquieras con tiempo tus presentes, así puedes comparar entre precio y calidad, para que tu regalo sea realmente el mejor. Ten presente que el costo de los productos crece conforme se acerca la Navidad, para que esto no afecte en tu bolsillo, planea tus compras con anticipación, te sorprenderá el ahorro que puedes lograr con esta sencilla acción.

5. Dejar el ahorro de lado.

Ahorrar parte de tu aguinaldo puede ser la clave para terminar el año con bienestar financiero y también representa la oportunidad para comenzar a ahorrar. Para que tu dinero se encuentre seguro, debes guardarlo en instituciones que se encuentren debidamente reguladas —puedes revisarlas en: www.cnbv.com y en

www.condusef.gob.mx— y no en instrumentos informales como en una tanda o debajo del colchón, que lo pueden poner en riesgo. No olvides que pese a que el aguinaldo sea el inicio de tu ahorro, no es la única ocasión en la que debes hacerlo, por pequeño que sea el monto —20, 50 o 100 pesos—, lo recomendable es siempre destinar una parte de tus ingresos a este rubro.

6. Despilfarrar.

Navidad es temporada de festejar, sí, pero es importante que midas tus gastos y que no despilfarres. Gastar tu dinero de forma desmedida puede ocasionarte un resaca financiera que implique terminar el año con deudas al por mayor y lo peor, sin dinero para poder afrontarlas. Recuerda que el inicio de año se encuentra a la vuelta de la esquina y éste viene acompañado de compromisos económicos que deberás cubrir. Analiza qué deudas tienes para pagar en este 2015 y establece un monto para comenzar a liquidarlas, de esta manera podrás encarar, sin tropiezos, la famosa Cuesta de enero.

 

De acuerdo con un estudio de la UNAM; en 2013, de los mexicanos que recibieron aguinaldo, 60% lo destinaron a la compra de alimentos, mientras que el restante lo ocuparon para liquidar deudas y la adquisición de diferentes productos.

Cuatro de diez mexicanos compran sus regalos en el comercio informal1, lo que puede afectar de manera negativa a tu bolsillo, ya que en caso de un defecto, no cuentas con un recibo que avale tu compra y no podrás reclamar por la calidad de la misma.

Cuando el patrón no pague oportunamente el aguinaldo, o lo haga en cuantía menor a 15 días de salario, se puede hacer acreedor a una sanción por el equivalente de 50 a 5,000 veces el salario mínimo general3.aguinaldo1

 

1 Estudio Navidad 2012. TNS Research International.

2 Encuesta: Educación Financiera. Frente a un escenario de crisis. Ipsos 2013.

3 Comité Nacional Mixto de Protección al Salario. http://www.conampros.gob.mx/aguinaldo2013.html.

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí