Search

Hasta que la muerte nos separe

calaca1Con la llegada de noviembre, también lo hace el tradicional Día de Muertos

Sin duda una de las celebraciones con más arraigo a nivel nacional y famosa a nivel internacional. La UNESCO declaró a esta festividad como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad1. Con ella se busca rendir culto a los antepasados, pues se cree que el primero y dos de noviembre, las almas de los fallecidos regresan para convivir con los vivos.

Uno de los pilares de la tradición es recordar, pero también lo es la unión, por eso, en este artículo queremos darte algunos consejos financieros para que el aspecto económico no sea un dolor de cabeza o motivante de una ruptura con tu pareja, y por el contrario, sea un área de trabajo en equipo y oportunidad de bienestar hasta que la muerte los separe.

¿Cuántas veces el dinero o la administración del mismo ha sido motivo de discusión, falta de comunicación o en algunos casos hasta la ruptura de una relación? Además, en el transcurso de la vida se van presentando situaciones en las cuales uno o varios instrumentos financieros pueden ayudarte a ti y a tu pareja a conseguir alguna meta, pero que al no usarlos adecuadamente, más que una ayuda puede volverse un revés.

No es un secreto que el éxito a largo plazo de una relación en pareja se basa en una buena comunicación, organización y planeación; y dentro de estos aspectos, las finanzas juegan un papel importantísimo.

Todo parte del presupuesto

Lo primero que debes hacer con tu pareja, especialmente si ya viven juntos, es realizar un presupuesto que les permita visualizar un panorama general de su situación económica.

¿Con cuánto contamos?

En esta parte va implícita la buena comunicación, es decir, que ambos sepan cuál es la situación económica de cada uno (ingresos, gastos y ahorros). Con lo anterior será más fácil que realicen la parte del presupuesto en pareja: anotar todos los ingresos mensuales que ambos tengan: sueldos, entradas por ventas, vales, incentivos, comisiones, en fin, lo que reciban cada mes.

¿En qué gasta cada uno?

Generalmente, cuando ya vives con tu pareja, hay gastos compartidos como la renta, servicios y alimentación; sin embargo, hay otros que son personales como la ropa, transporte, hobbies, actividades de entretenimiento, salidas, etc. Es importante que ubiquen qué tan “gastalón” o “gastalona” es tu pareja para evitar que en un futuro, alguno de los dos desequilibre las finanzas.

¿Cuánto vamos a ahorrar?

Algo que se debe volver hábito en sus vidas es el ahorro. No se trata de ahorrar lo que sobre al mes o a la quincena, sino fijar una cantidad periódica que puedan cumplir. Lo ideal es que los dos conozcan esa cantidad y la dividan como mejor les acomode, el punto es adquirir el compromiso. Verán que a la larga les traerá beneficios, ya que no sólo les podrá funcionar para alguna compra que quieran hacer a futuro, sino que tendrán un fondo de emergencias en caso de cualquier imprevisto.

Afinar las responsabilidades de gastoscalaca2

Una vez que hicieron un presupuesto que les dé un panorama de sus finanzas en pareja, es momento de delegar responsabilidades de gastos.

No siempre tiene que ser “a michas”

Es común que cuando se consume algo en grupo o con un amigo, los gastos se repartan. En tu relación no necesariamente tiene que ser así, ya que posiblemente no ganen lo mismo y tampoco gasten individualmente de la misma manera. La recomendación es que valoren sus gastos en pareja y deleguen responsabilidades. Por ejemplo, quizá el que tiene más ingresos puede dedicarse a pagar la renta y alimentación, mientras que la otra persona se puede enfocar en los servicios del hogar.

No se dejen sorprender por la catrina

Para que tu pareja, y en general tu familia, esté protegida, es importante que uno de los dos cuente con un seguro de vida. Éste los ampara en caso de que el titular del seguro fallezca, aunque también protege en caso de que sufra invalidez total y permanente. Otras coberturas que ofrece este seguro son pérdidas orgánicas, enfermedades graves y gastos funerarios, los cuales puedes contratar como cláusulas adicionales (contratadas por separado) o venir dentro de su cobertura básica.

Atento a los beneficiarios

Cuando contratas un seguro de vida, debes poner especial atención al designar tus beneficiarios, pues serán ellos quienes recibirán la indemnización en caso de ocurrir un evento inesperado. Al hacerlo sé lo más claro posible, estableciendo el porcentaje de la suma asegurada que le corresponda a cada uno de ellos.

Crédito en pareja

Una de las herramientas que podrán utilizar como pareja, es la tarjeta de crédito. La mayoría de los bancos te ofrecen esta opción que se conoce como tarjeta adicional. Si ya cuentas con una tarjeta de crédito, lo único que tienes que hacer es solicitarla directamente con la institución financiera en la que te encuentras, quienes deben enviarla a tu domicilio. Debido a que la tarjeta adicional es compartir tu línea de crédito con otra persona, algunas instituciones cobran una comisión por este servicio:

mtabla

Fuente: Buró de Entidades Financieras. Periodo Enero-Junio 2014.

Nota: Las comisiones no incluyen IVA

Se eliminaron las tarjetas clásicas de American Express, Banca Mifel y Banco Ahorro Famsa, debido a que el banco no lo considera para efecto de cobro de comisión o no ofrece el servicio.

Verifica tus beneficiarios

Bien dice el dicho que “lo único seguro es la muerte”, y debido a que nadie se encuentra exento de eventos inesperados, es necesario que designes a tus beneficiarios, incluidos los de tu cuenta de ahorro para el retiro. De acuerdo con la ley2, tus beneficiarios legales serántu cónyuge (esposo [a]) o a falta de éste, será el concubino (a) que haya vivido durante los últimos cinco años con el titular de la cuenta. En caso de que llegues a faltar, ellos son quienes recibirán una pensión, es decir, que tus recursos quedarán en sus manos. Recuerda que los derechos de pensión por viudez comienzan el día del fallecimiento del asegurado o pensionado y cesa con la muerte del beneficiario, o cuando la viuda (o) o concubinaria (o) contraigan matrimonio o entren en concubinato.

Elabora tu testamentocalaca3

¿Sabes qué va a ser de tu patrimonio cuando mueras? ¿Te gustaría que quede en manos de tu pareja?, realizar tu testamento puede ser la clave para que tus bienes y recursos se queden en poder de quien tú decidas. De acuerdo con una encuesta3, 87% de los habitantes del Distrito Federal carece de un testamento, lo que pone en peligro la entrega de manera libre, ordenada y pacífica de tus recursos a tus seres queridos.

La realización de tu testamento es sencilla e independiente del estado civil en el que te encuentras, únicamente necesitas:

  • Acudir ante cualquier Notario Público del país, el cual debe proporcionarte la información necesaria para aclarar alguna duda que tengas.
  • Presentar tu identificación oficial y proporcionar:

a. Nombre del testador.

b. Datos generales como lugar y fecha de nacimiento, nacionalidad, ocupación y domicilio.

c. Estado civil.

d. Identificación oficial y CURP.

e. Nombres completos de tu familia, incluidos padres, esposa e hijos.

f. Discapacidad. El testador deberá informar al notario si presenta alguna discapacidad para ver, oír, hablar o firmar.

  • Designar a tus herederos: define a las personas que deseas nombrar como tus herederos. Si son dos o más, es necesario mencionar la proporción en que cada uno de ellos participará de la herencia. Por ejemplo: designo herederos de mis bienes a mis hijos por partes iguales.
  • Designar a tus legatarios: en caso de querer dejar algún bien específico a una persona, deberás especificar de qué bien se trata. Por ejemplo: designo legatario del terreno ubicado en (dirección completa) a mi sobrino (nombre).
  • Designar a tus albaceas: en caso de necesitarlo, designa a uno o más albaceas para dar cumplimiento a lo dispuesto en tu testamento. Únicamente necesitas designarlo por su nombre.

No esperes a que la vejez o alguna enfermedad te obliguen a realizar un testamento, tramítalo desde hoy para tener certeza de qué pasará con tus bienes en el momento en el que ya no estés.

 

pareja1Recién casados

Aldo Doctor, 26 años, organizador y logística de eventos.

Paulina Hernández, 26 años, agente de seguros.

¿Cómo hablaron de sus finanzas en pareja por primera vez?

Aldo: Fue cuando empezamos a planear vivir juntos. Siempre he buscado tener una buena administración de mi dinero, no gastar más de lo que tengo. Para mí es muy importante la planificación de los gastos y el ahorro.

¿Cómo se organizaron los gastos del hogar?

Aldo: Venimos de una formación tradicional, actualmente aporto los gastos principales. Procuramos siempre cubrir las necesidades básicas, los productos financieros, diversión y el ahorro.

Paulina: Seguimos ajustándonos en esta nueva etapa, aunque él lleva los gastos principales. Trabajamos juntos para ver en qué se destinará el ingreso de ambos.

¿Cuentan ya con algún servicio o producto financiero en pareja?

Aldo: No, cada uno cuenta con sus productos financieros.

Paulina: Sin embargo, planeamos adquirir a futuro un crédito hipotecario.

 

pareja225 años casados

David Arahu, 46 años, empleado.

Andrea Arenas, 45 años, empleada.

 

¿Cómo hablaron de sus finanzas en pareja por primera vez?

David: Al principio el que trabajaba era yo, le daba el dinero para que administrara y pagara las cuentas. Años después surgió la necesidad de que ella entrara a trabajar.

Andrea: Ambos sabemos lo que gana cada uno, así juntamos nuestros sueldos y sabemos cuánto dinero tenemos para el hogar.

¿Cuentan con algún servicio o producto financiero en pareja?

David: No por el momento.

¿Tienen algún fondo de emergencia o para la vejez?

David: Para la vejez tenemos una cuenta individual de ahorro en una Afore, un ahorro como tal no podemos tener ya que vivimos prácticamente al día.

¿Han enfrentado un bache financiero? ¿Cómo lo han solucionado?

David: Sí, de ahí la necesidad de que Andrea entrara a trabajar.

Andrea: Entrar a trabajar ayudó a aliviar un poco la crisis en ese momento.

 

pareja312 años en unión libre

Jacinto Gatique, 57 años, taxista.  

Alicia Millán, 52 años, empleada.

 

¿Cómo hablaron de sus finanzas en pareja por primera vez?

Jacinto: Fue por cubrir las necesidades básicas de vivienda, alimentación, vestimenta, entre otros.

Alicia: Yo administro los gastos del hogar. Juntamos nuestros ingresos y así entre los dos pagamos los gastos del hogar.

¿Cuentan con algún servicio o producto financiero adquirido en pareja?

Alicia: No

¿Tienen algún fondo de emergencia o para la vejez?

Alicia: Para el retiro contamos con mi pensión y con lo que mi marido siga recibiendo por su trabajo.

¿Han enfrentado un bache financiero? ¿Cómo lo han solucionado?

Alicia: Sí, recortando gastos innecesarios y vendiendo algún producto para tener un ingreso extra.

 

pareja445 años de casados

René Cárdenas, 70 años, profesor jubilado.  

Margarita Martínez, 70 años, profesora jubilada.

 

¿Cómo hablaron de sus finanzas en pareja por primera vez?

Margarita: Cuando nos casamos no nos conocíamos lo suficiente como para hablar de dinero. Después, decidimos que yo administraría el dinero de los dos y así ha sido por mucho tiempo.

¿Tienen algún fondo de emergencia?

Margarita: Decidimos que el sueldo de René iba a ser para cubrir los gastos del hogar, y que mi sueldo sería destinado para el ahorro, fondo de emergencias o para algo que quisiéramos comprar.

¿Han enfrentado un bache financiero?

René: No, afortunadamente nunca fue algo grave.

 

1 CONACULTA, comunicado N° 1884/2013.

http://www.conaculta.gob.mx/detalle-nota/?id=30245.

2 Ley del Seguro Social y Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

3 Quinta Encuesta Sobre Servicios Notariales en el Distrito Federal 2013.

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí