Search

Que tu descanso de verano no sea un problema

vacacionesHaz un plan de vacaciones

Por fin llegaron las vacaciones de verano y ya tienes lista tu maleta o estás a punto de partir pero… ¿Aún no sabes a dónde ir y no has reservado hospedaje ni pasajes? ¡Espera! No conviertas esos anhelados días de descanso en un problema para ti, tu familia y tus finanzas personales.

Sabemos lo importante que son esos días de descanso y diversión, pero salir sin ninguna planeación puede terminar muy mal, por eso la revista Proteja su Dinero te preparó un plan de vacaciones, échale un vistazo:

 

Para empezar, define tu destino vacacional
Establecer un objetivo te permitirá identificar el camino que debes seguir para lograrlo. Así que si vas a viajar pregúntate: ¿A dónde quieres ir?, ¿cuáles son las opciones que tienes?, ¿qué transporte puedes o quieres utilizar para llegar a ese lugar?, ¿cuánto tiempo vacacionarás?, ¿cuánto te costará?, etc.

Para que puedas escoger el mejor destino, tómate el tiempo para comparar opciones. Hoy en día la oferta que tienen los vacacionistas es amplia, además, tenemos la fortuna de vivir en un país que alberga gran variedad de escenarios turísticos.

Por ejemplo, un lugar muy recurrido son las playas, mucha gente quiere aprovechar estos destinos y por lo tanto sus precios tienden a subir en temporada alta. Afortunadamente hay sitios en internet y muchas maneras de informarse sobre opciones que se ajustarán a tu bolsillo.

También puedes acudir a lugares cercanos a tu residencia como pueblos mágicos, zonas arqueológicas, parques nacionales con espacios para acampar, ciudades coloniales, etc. Investiga y compara costos de acuerdo a tu presupuesto, preferencia y tiempo programado de estancia. Maneja tus posibilidades, hasta llegar a la opción que haga disfrutar de las vacaciones a ti y tu familia.

 

Evalúa ¿cuál es tu situación personal financiera?
Esta pregunta la puedes contestar con la referencia de ¿cuánto ganas y cuánto gastas?

Realiza un presupuesto, es decir enlista todos tus ingresos y gastos. Es básico, no salgas sin él. Así conocerás tu capacidad de pago.

Con un presupuesto evitarás realizar desembolsos innecesarios, recuerda que ya estando en el lugar que elegiste pueden surgir gastos extras que, al estar sujetos a la demanda por temporada, terminan por resultar más caros.

 

Sabemos lo importante que son esos días de descanso y diversión, pero salir sin ninguna planeación puede terminar muy mal.

vacaciones2

 

El transporte es fundamental
Considera que te puede salir más económico viajar en autobús si vas cerca de tu lugar de procedencia.
Es otra forma de vivir la aventura, especialmente si tu estancia será por pocos días. Llevar auto puede representar un gasto mayor, en caso de que así lo decidas, juntarte con amigos o familiares te permitirá repartir gastos. Viajar en carretera se disfruta más cuando la gasolina y las casetas las pagan entre todos, pues no se siente en un solo bolsillo. El avión recorta el tiempo de traslado pero puede recortar tus finanzas si no lo adquieres con anticipación. Suele ser una gran alternativa de viaje si compras el boleto con tiempo.

Toma en cuenta estos otros consejos:

  • Tanto en autobuses como en aviones, hay pasajes más económicos si se reservan con tiempo, además, entre semana suelen costar menos.
  • Si viajas en autobús, toma en cuenta descuentos a estudiantes y adultos mayores.
  • Si lo haces en vehículo, checa con tu mecánico que tu auto se encuentre en condiciones para viajar en carretera.
  • Revisa las coberturas y vencimiento de tu seguro de auto.

 

¿Cuándo te vas?
Es momento de pensar, ¿cuánto tiempo tienes para alcanzar el objetivo? Ese es el paso más importante porque determinará la calidad de tu viaje y la cantidad de días que pasarás en el lugar elegido.
Toma en cuenta que al establecer una fecha, podrás organizarte mejor y definir cuánto dinero necesitas y en cuánto tiempo.

 

¿Hotel, hostal o hamaca?
Si ya seleccionaste un lugar, ahora enfócate dónde te hospedarás. Un factor importante para seleccionar la mejor estancia es el uso que le darás a la misma.

Si crees que estarás todo el día visitando el lugar, o descansando en la arena, un lugar para dormir y tomar una ducha es perfecto para ti. Pero si tu plan es más familiar y necesitas tener a la mano restaurante, albercas y zonas de descanso, busca un lugar que te ofrezca todo.

Hay varios hoteles que tienen promociones todo incluido, ve la opción que se adecúe a tus necesidades y mira con lupa la oferta, no por ser todo incluido signifique que pagarás menos, haz cuentas, son tus vacaciones y tu dinero.

 

Viajar en carretera se disfruta más cuando la gasolina y las casetas las pagan entre todos.

vacaciones3


Recorta gastos
La clave está en identificar los desembolsos que son innecesarios, por ejemplo: comprar ropa o calzado para playa en el mismo lugar a donde llegas.
Recuerda que es más cara, las compras son apresuradas y pueden descomponer tu presupuesto.
Lo recomendable es que te prevengas y lleves ropa cómoda que tienes en casa. Si vas de “reven”, lleva justo lo que piensas gastar. Evita los gastos con la tarjeta de crédito o pedir prestado.

 

Modera los antojos
Respeta el plan que has hecho, si comienzas a decir que te quedarás un día más, deberás pagar lo que eso signifique. No compres cosas por estar en ese destino si no lo tenías contemplado. También respeta los horarios cuando tengas boletos adquiridos con anticipación, si no, verás cómo se esfuma tu dinero al llegar tarde a tu vuelo, o atracción que hayas contratado.

 

En cuanto a tu tarjeta de crédito…

  • Considera tus necesidades de efectivo para el viaje.
  • Anota teléfonos de tu banco para cualquier imprevisto.
  • Localiza cajeros automáticos de tu banco para hacer retiros, y evita usar los de red por la comisión que te cobran.
  • Si pagas con tu tarjeta de crédito o débito, no la pierdas de vista y guarda los vouchers para cualquier aclaración posterior.
  • No des el “tarjetazo”, recuerda que estás comprometiendo dinero que posteriormente tendrás que pagar con intereses.
  • Siempre verifica que la cantidad que vas a firmar es la correcta.
  • Hay tarjetas de crédito que ofrecen un seguro de viajero, pregunta a tu banco si tu plástico cuenta con este servicio. Algunas tienen programas de lealtad o puntos para descuentos en hoteles y boletos de avión.
  • Antes de optar por un paquete de vacaciones a crédito, haz la cuenta de lo que terminarás pagando al final, ya que puede terminar costando mucho más de lo previsto.

 

En casa también hay vacaciones…
No siempre el presupuesto alcanza para vacacionar.
Hay actividades en casa que puedes disfrutar en familia o con amigos.

Por ejemplo, puedes ver todas esas películas que se te pasaron en meses anteriores porque no tenías tiempo para ir al cine.

También pueden salir de paseo y conocer museos, acuarios, parques, exposiciones temporales, centros culturales y monumentos históricos, los dos últimos generalmente son gratuitos.

 

No compres cosas por estar en ese destino si no lo tenías contemplado.

vacaciones4

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí