Search

¿Necesitas un seguro médico?

saludTe damos unos tips para adquirirlo

El Día Mundial de la Salud se celebra el 7 de abril, sin duda esta fecha pone a pensar a varios acerca de su bienestar. ¿Cómo está tu salud? ¿Es buena? Toma en cuenta que nuestro estado de salud puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos, por lo que es importante que tomes acciones para protegerte.

Por ejemplo, contratar un seguro de gastos médicos mayores puede evitar que te sobreendeudes y pongas en riesgo tu estabilidad financiera, pues te respalda en caso de sufrir un accidente o enfermedad, siempre y cuando se encuentre cubierto.

 

 

 

Para este tipo de seguro te recomendamosconsultorio

Evaluar tus necesidades y las de tu familia, así la persona que requiera hacer uso del seguro, obtendrá los mayores beneficios.

Acercarte a un agente de seguros para que te asesore sobre lo que necesitas y comprueba que cuente con cédula vigente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

Comparar las ventajas y desventajas en varias aseguradoras; no te dejes llevar por el precio sino por lo que te ofrecen. En el Buró de Entidades Financieras (www.buro.gob.mx) puedes conocer la calificación general de los productos que te ofrecen las Instituciones Financieras; entre otras cosas. Consúltalo.

Asegurarte que la institución esté registrada. Consulta el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES), disponible en la página de la Condusef, en donde encontrarás las instituciones que están debidamente autorizadas.

Revisar tu póliza. No firmes ningún contrato si tienes alguna duda o no estás satisfecho con algo.

 

Revisa el contenido de tu póliza y verifica que la cobertura del plan que contrataste cubra tus necesidades.

 

Errores más comunesoperar

No considerarlo útil. Un seguro de gastos médicos mayores te respalda ante algún problema de salud, evitando que pierdas una mayor cantidad de dinero.

No informarte. No hagas suposiciones acerca de los beneficios que te ofrecen los seguros, ni de su costo. Acércate a la institución de tu preferencia y solicita toda la información que necesitas para tomar una decisión.

Omitir que tienes un seguro de gastos médicos. Comparte esta información con tu familia, así como el lugar en donde guardas tu póliza, con la finalidad de tener el apoyo de alguien en caso de necesitarlo.

Proporcionar información incorrecta. Todos los datos que brindes deben ser ciertos. No olvides mencionar si tienes alguna enfermedad o si practicas un deporte peligroso.

Cancelar el seguro. Quizá en más de una ocasión se te complique realizar el pago de tu seguro y te veas tentado al no pagar la póliza, recuerda que puede ser motivo de cancelación, por lo que no olvides ser muy puntual en los pagos.

 

Familiarízate con los siguientes términos:

Póliza: Está compuesta por la Carátula, (señala las coberturas), Condiciones Generales (cláusulas del contrato, contiene los detalles de las coberturas y exclusiones), Deducible y Endosos.

Cobertura: Lo que sí te cubre tu seguro.

Prima: Precio del seguro.

Deducible: Cantidad de dinero que aportas cada vez que ocurra un siniestro, para que te indemnice la aseguradora.

Exclusiones: Lo que no te cubre tu seguro.

Siniestro: Enfermedad o accidente que puede ser indemnizado por la aseguradora.

Suma asegurada: Es la cantidad máxima que pagará la aseguradora por cada siniestro (enfermedad o accidente) que se te presente.

Período de espera: Periodo de tiempo establecido en la póliza, a partir de la contratación del seguro, durante el cual la aseguradora no cubre los gastos por la atención o tratamiento médico de ciertas enfermedades o padecimientos.

Preexistencia: Es la enfermedad o padecimiento que se inició antes de la contratación del Seguro de Gastos Médicos y que consecuentemente no están cubiertos por el seguro.

Al momento de realizar tu presupuesto y decidir en qué invertir tu dinero, piensa en contratar un seguro que te ayude a cuidar tu salud y a solventar cualquier gasto derivado de alguna enfermedad o emergencia médica; así podrás mantener unas finanzas sanas.

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí