Search

Buen fin

buen1No incurras en gastos excesivos que dañen tu estabilidad financiera.

Todo está listo para que del 15 al 18 de noviembre se lleve a cabo la tercera edición del Buen Fin en nuestro país, y con él, ofertas que van del 10 al 80% de descuento en miles de productos y servicios, y en muchas ocasiones a meses sin intereses.

Suena tentador ¿no? Y lo es, ya que puede ser una excelente oportunidad para adquirir productos a buen precio y en cómodos pagos. Pero ojo, también puede

convertirse en una pesadilla para tus finanzas durante meses e incluso años, si no planeas y realizas compras en exceso.

Pero no te desanimes, pues no se trata de dejar de comprar, sino de hacerlo de forma inteligente, tratando de sacar el mayor provecho posible a las promociones y descuentos, sin endeudarte más allá de tu capacidad de pago. Por lo que antes de salir corriendo a vaciar las tiendas y tus bolsillos, checa estos consejos que te ayudarán a hacer rendir más tu dinero y aprovechar el Buen Fin sin dañar tus finanzas.

Antes de salir de compras

• Haz una lista. Anota por un lado las cosas que realmente necesitas y por otro las que deseas, y clasifícalas según su importancia. Algo que te puede ayudar es responder a preguntas como: ¿si no estuviera en oferta, lo compraría?, ¿realmente lo necesito?, ¿cuánto tiempo lo voy a utilizar: 6 meses, 1 año?, ¿qué tan rápido se deprecia este producto?, ¿vale la pena pagarlo a mensualidades?

• Verifica precios. Sabemos que da flojera ir comparando el precio de un artículo de tienda en tienda, pero aunque lo dudes es importante hacerlo, sobre todo en esta época en que abundan los descuentos. Acude a las tiendas antes y revisa los precios, con esto sabrás si el precio del artículo que deseas comprar realmente fue rebajado o se trata de un descuento “ficticio”, porque antes del Buen Fin era mucho más barato.

• Checa tu presupuesto. Revisa tus ingresos y gastos (sin olvidar las deudas que tengas), y con base en él determina un tope máximo a gastar. Si tienes algunos ahorros puedes tomar una parte de ellos para evitar endeudarte.

• Considera tus deudas. Si tienes pensado pagar tus compras con tarjeta de crédito, revisa tus estados de cuenta. Si ya tienes algún artículo a meses sin intereses, antes de comprar otro calcula cuánto pagarás al adquirir una deuda extra.

• Usa la tecnología. Baja la aplicación oficial del Buen Fin a tu celular o computadora, en la que encontrarás ofertas cercanas a tu ubicación. También puedes bajar alguna aplicación que lea códigos de barras o códigos QR de artículos, las cuales te servirán para comparar precios de productos en diferentes puntos de venta.

• Sigue redes sociales. Sigue las cuentas de Twitter y Facebook de las tiendas participantes y monitorea las ofertas que se vayan publicando. También te convendría seguir a tu banco en redes sociales y a través de su página de internet para conocer las promociones exclusivas que tendrás

Si compras a meses sin interesesbuen2

Esta opción de compra tiene grandes beneficios cuando es utilizada de manera adecuada, pues te da la posibilidad de adquirir productos que de contado no podrías comprar en ese momento y a cómodas mensualidades.

Si no sabes cuál es tu capacidad de pago y te excedes comprando en una y otra tienda, bajo este esquema, lo más probable es que te sobreendeudes. Para que no suceda te recomendamos:

• Piensa antes de firmar. Pregúntate si el artículo que vas a adquirir lo necesitas o sólo lo quieres comprar por la promoción.

• Asegúrate que puedes pagar. Antes de firmar revisa tu presupuesto, con esto sabrás si podrás pagar la deuda sin problemas. Recuerda que al pagar con tarjeta de crédito y a meses sin intereses comprometes tus ingresos futuros. Asegúrate que los pagos mensuales que tendrás que hacer no excedan el 30% de tu ingreso mensual, pues corres el riesgo de atrasarte.

• Compara precios. Es importante que antes de firmar compares el precio del artículo a comprar en distintos establecimientos, esto te permitirá saber si lo estás adquiriendo al mismo precio a meses sin intereses, que si lo pagaras de contado.

• Compra bienes duraderos. Para que tu compra sea un gasto útil y no una carga, considera los beneficios y la vida útil de lo que estas adquiriendo, es importante que te dure más de lo que tardarás en pagarlo.

• Revisa los comprobantes. Al momento de firmar, verifica que la cantidad que aparece en el voucher sea la correcta y que coincida con la promoción. Guarda todos los comprobantes, serán necesarios en caso de surgir alguna aclaración.

• Paga a tiempo. Si no cumples con el pago de una mensualidad que tengas a meses sin intereses, ésta se convertirá en una deuda común, la cual comenzará a generar intereses, por lo que siempre ten presente y respeta las fechas de corte y de pago.

buen3Si compras por internet

Si eres de los que no les gustan las aglomeraciones en los centros comerciales, las compras en línea o por internet son para ti. Además tienen algunas ventajas, por ejemplo, muchas tiendas ofrecen ofertas y descuentos de determinados productos y servicios sólo para sus tiendas en línea.

Antes de comprar en línea considera las siguientes medidas de seguridad:

Verifica que el sitio es seguro. Observa que la dirección donde vas a realizar tu compra comience con las letras https o shttp y que en la parte inferior o superior derecha de la barra de estado tenga el ícono de un candado, esto te indicará que se trata de un sitio seguro.

Revisa los sellos de seguridad. Hay sellos que pueden funcionar como indicador de que un sitio es legítimo y seguro, por ejemplo los de la AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet), pero ¡cuidado!, hay sitios que insertan imágenes apócrifas de los sellos. Para cerciorarte de que son auténticos haz clic sobre ellos y te deberán desplegar un certificado de confianza.

Evita utilizar cibercafés o equipos compartidos. Al usarlos no tienes la certeza de que tengan instalados programas espías o algún tipo de virus. Lo ideal es hacerlo desde tu casa y cargar en tu equipo programas antivirus, firewall y antispyware para navegar seguro. También evita conectarte a redes Wi-Fi gratuitas.

Guarda tus comprobantes. Imprime o guarda en tu computadora los comprobantes de las compras que realices o en su caso guarda las pantallas, esto te ayudará en caso de que tengas que hacer alguna aclaración.

Verifica los datos del contacto. Revisa que el sitio en que realices tu compra contenga su dirección física, teléfono y correo electrónico, y verifica que esa información sea auténtica llamando, pues será fundamental para localizar al establecimiento en caso de presentarse algún tipo de problema.

buen4

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Antes de salir de compras...

a) Escribes en una lista todo lo que necesitas.

b) Verificas el saldo disponible de tu tarjeta de crédito para gastarlo.

c) Imaginas todo lo que podría hacerte falta algún día y lo compras.

2. Cuando vas a una tienda...

a) Corres al área de descuentos.

b) Paseas por toda la tienda sin ningún objetivo de compra.

c) Tienes la urgencia de gastar en lo que sea.

3. Al realizar tus compras:

a) Verificas si hay rebajas en los artículos que necesitas.

b) Tratas de apegarte a tu lista de compras, pero difícilmente lo logras.

c) Compras todo lo que se te pone enfrente.

4. Comparas precios de productos o servicios…

a) Siempre, pues me gusta ahorrar.

b) A veces, porque generalmente tienes prisa cuando compras.

c) Nunca, pienso que es una pérdida de tiempo.

5. ¿Cuántas veces vas de compras?

a) Cuando te hace falta algo.

b) Una vez por semana.

c) Todos los días.

6. Para ti, las tarjetas de crédito son:

a) Una herramienta, la utilizas cuando es necesario.

b) Un arma blanca, ya que haces los pagos mínimos y cuando se puede pagas un poco más, pero tienes una deuda permanente.

c) Un problema; en ocasiones no alcanzas a cubrir ni los pagos mínimos.

7. Realizas compras a meses sin intereses porque…

a) Piensas que es una forma de ahorrar, si pagas a tiempo.

b) Se oye bien eso de no pagar intereses, aunque no sabes cómo funciona.

c) Te gusta usar tu tarjeta de crédito, porque para eso es.

8. Te alcanza con tu sueldo para tus compras…

a) Siempre, porque identifico mis ingresos y gastos.

b) A veces, ya que mis gastos son variables.

c) Nunca, compro todo lo que se me antoja aunque gaste de más.

9. Pasas mucho tiempo pensando lo que vas comprar…

a) Sí, planeo mis compras.

b) A veces, pero compro cosas que no necesito.

c) No, compro sin pensar.

10. Cuando compras sientes…

a) Felicidad, porque sabes que no tendrás consecuencias financieras.

b) Un deseo exagerado por comprar, pero no repercute en tus finanzas.

c) Ansiedad, no hay otra cosa que te guste o motive.

Si seleccionaste la mayoría de:

a) Consumes responsablemente. Dominas totalmente la necesidad de estrenar o tener algo nuevo, evitas comprar sin control cualquier cosa que se atraviese en tu camino, pues le sacas provecho al crédito y estás consciente de que no se trata de comprar por comprar sino de adquirir lo necesario y con base en una planeación. ¡Continúa así!

b) Compras imprudentemente. Piensas en las posibles consecuencias de adquirir cosas que no necesitas pero se te dificulta tomar las riendas de tu cartera, además empleas en ello tu tarjeta de crédito o cantidades que podrías ahorrar o invertir. Es momento de que te informes para lograr unas finanzas sanas, ¡comienza por planear y presupuestar tus compras!

c) Comprador impulsivo. No te detienes a pensar cuando compras, aunque tu cartera se encuentre vacía y tu estado de cuenta indique números rojos, incluso no consigues salir de las tiendas con las manos vacías. Antes de comprar pregúntate: ¿realmente lo necesito?, ¿me sirve?, ¿qué pasa si por esta vez no lo compro?, es momento de hacer cambios en tus compras, para evitar deudas insostenibles.

 

 

Descarga el pdf de este artículo, da clic aquí