Sector de Ahorro y Crédito Popular

cuadernillo-acp
invitacion



Advertencia

Con Fundamento en los artículos 4 segundo párrafo; 5, 11 fracción VI y 51 de la Ley de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros y el artículo 15 fracciones V, X y XX del Estatuto Orgánico vigente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, así como sus reformas, adiciones y derogaciones publicadas en el Diario Oficial de la Federación al día de hoy.

La CONDUSEF no puede responder por la situación financiera o solvencia de ninguna institución financiera, ni tampoco por los costos, condiciones o beneficios de los productos o servicios que ofrece.

logo-boton-socap

Son Sociedades sin fines de lucro que tienen por objeto realizar operaciones de ahorro y préstamo únicamente con sus Socios. Actualmente son 155 y están autorizadas y supervisadas por la CNBV y la CONDUSEF.

logo-boton-sofipo

Son sociedades con fines de lucro que tienen por objeto promover la captación de recurso, así como colocarlos mediante préstamos o créditos al público en general. Actualmente son 37 y están autorizadas y supervisadas por la CNBV y la CONDUSEF.

Las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo o Cajas y las Sociedades Financieras Populares autorizadas, se han convertido en una alternativa muy demandada, ya que no sólo ofrecen servicios como ahorro, inversión y créditos a la población común, sino que además se encuentran ubicadas mayormente en localidades alejadas de las zonas urbanas o localidades medianas y pequeñas que no son atendidas por la banca tradicional. Algunas de ellas ya cuentan con aplicaciones digitales, tarjetas de crédito, pago de remesas y también brindan el servicio de corresponsales, lo que multiplica sus ventanillas donde se pueden realizar operaciones de pago y/o de depósito (tiendas de conveniencia, farmacias, entre otros) para facilitar las operaciones a sus usuarios.

Los dos tipos de Sociedades autorizadas, que además cuentan con un seguro de depósito para proteger el patrimonio de sus ahorradores (similar a los bancos), son uno de los mejores medios para promover el uso de servicios financieros formales por parte de grupos vulnerables o excluidos, principalmente para las personas de bajos ingresos, las mujeres y/o los micronegocios. Al cierre del 2021 atendían a poco más de 13.2 millones de personas, 8.1 millones de las SOCAP y 5.1 millones las SOFIPO.

Cuando una Caja de Ahorro o una Sociedad Financiera Popular que fue autorizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, por diversos problemas financieros y después de haber analizado diversas opciones (venta o fusión con otra entidad autorizada) entra en etapa de disolución o liquidación, por ministerio de ley los socios ahorradores tienen la protección del seguro de depósito hasta por el equivalente a 25 000 UDI.


MÁS INFORMACIÓN

 

Top